Dispositivos móviles

UN DATO 

Logo Energy Star

EcoLabel

 

 

Para los equipos ofimáticos: ordenador de mesa, pantalla, ordenador portátil, impresora, escáner, etc., se aplica el sistema voluntario de etiquetado de eficiencia energética, EcoLabel, que garantiza que el equipo es eficiente energéticamente, siempre y cuando se configure o se programe para ahorrar energía, así como el Energy Star®.
La etiqueta Energy Star® se adopta mediante acuerdos que establece la Comisión Europea con  la Agencia de Protección Ambiental Estadounidense (EPA), creadora de este sistema, renovado en 2014.

CARACTERÍSTICAS ENERGÉTICAS

El aumento de la presencia de equipamiento informático en los hogares ha sufrido un auge espectacular en los últimos años.
Los ordenadores portátiles consumen mucho menos que los de mesa, ya que en su diseño influye el consumo energético pues es determinante la duración de la batería, que debe durar al menos unas dos horas, y por lo tanto, los dispositivos que incluyen son los más eficientes: pantallas de LCD, adaptadores y discos duros y UCP que incluyen funciones de gestión del consumo.

Con el etiquetado Energy Star® se garantiza, por ejemplo, un mínimo de rendimiento eléctrico del aparato (85%) cuando funcione a la mitad de su potencia nominal.
Se etiquetan con esta “estrella energética”: los ordenadores, la pantalla, la unidad de procesamiento gráfico (GPU), las fuentes de alimentación interna o externa, las PDA y smartphones.

SABÍAS QUE…

De menor a mayor consumo, se distinguen modos de funcionamiento de estos aparatos:
OFF: Modo Desactivado. Nivel más bajo de energía.
SLEEP: Modo Espera. Bajo consumo de energía, menos de 1W.
IDLE: Estado de Reposo. El aparato mantiene actividad en determinadas aplicaciones básicas que el sistema inicia de manera predeterminada.
ACTIVE: Estado de actividad. Consumo normal.
TEC: Consumo eléctrico Típico. Es el modo que más energía consume.

El salvapantallas que menos energía consume es el de color negro.

CONSEJOS PRÁCTICOS

Las pantallas de los ordenadores es el elemento que más energía consume, siendo recomendable el uso de pantallas planas para un mayor ahorro energético.
También hay prestaciones como el sensor de personas, que si detectan ausencia de una persona delante, bajan el brillo de la pantalla automáticamente.