La vida útil de una vivienda puede superar los 100 años.
Por esto, al comprar una vivienda o al acometer obras de reforma, es muy importante cuidar la calidad energética en ella, para no estar lastrados por un gasto excesivo e innecesario de energía y dinero.
La Ley General para la Defensa de Consumidores y Usuarios (RDL 1/2007) permite al comprador de una vivienda de nueva construcción exigir al vendedor una “Memoria de Calidades”.
La “Memoria de Calidades” debe legalmente incluir, como mínimo, la siguiente información:

* Clase de aislamiento térmico y acústico empleado.
* Espesor, en centímetros, de aislamiento térmico que tiene el edificio.
* Tipos de ventanas y acristalamientos.
* Descripción de las instalaciones de calefacción y agua caliente.
* Especificación de la regulación automática prevista para dichas instalaciones de calefacción y agua caliente.
* Número y potencia de las calderas.
* Volumen de acumulación de agua caliente.
* Certificación Energética del edificio.

1. Legislación vigente

Como comprador, es importante saber que en España existen varias normas que regulan el mercado de la vivienda y que tienen que ver con determinados aspectos que influyen en la calidad energética de la edificación y en el reparto del gasto energético.

 

Normativas: principales leyes y normativas

2. Nuevo marco legislativo desde 2007

Desde el año 2007, en España, son de aplicación disposiciones legislativas que establecen mayores exigencias energéticas, tanto en los aspectos constructivos del edificio, los cuales afectan básicamente a reducir la demanda de energía, así como a las instalaciones consumidoras de energía, que son las responsables de satisfacer nuestras necesidades energéticas de un modo eficiente.

  1. El Código Técnico de la Edificación, que establece unas mínimas exigencias en materia de aislamiento, iluminación, instalaciones de energía solar, térmica y fotovoltaica con el objetivo de reducir el consumo de energía de los edificios, y para que una parte de este consumo proceda de fuentes renovables.Estas exigencias han sido incrementadas en el 2013 mediante la Orden FOM/1635/2013, de 10 de septiembre, por la que se actualiza el Documento Básico DB-HE «Ahorro de Energía», del Código Técnico de la Edificación, aprobado por Real Decreto 314/2006, de 17 de marzo.
  2. El Reglamento de Instalaciones Térmicas (RITE) y sus Instrucciones Técnicas Complementarias, que establece las exigencias de eficiencia energética de las instalaciones de calefacción, climatización y producción de agua caliente sanitaria.
  3. La Certificación de Eficiencia Energética de Edificios, por la cual a cada edificio se le asigna una calificación energética en función de la calidad de sus instalaciones de consumo de energía, y de sus características constructivas, que afectan a la demanda energética (aislamiento, cerramientos, etc.), con la intención de que el consumidor esté debidamente informado del comportamiento energético del edificio.
    Todo este desarrollo normativo se encuadra en el marco de obligaciones que marca la Directiva Europea de Eficiencia Energética en Edificios, la Directiva 2010/31/UE, de 19 de mayo de 2010

3. Si vas a comprar o alquilar una vivienda o local comercial

Comprueba su consumo de energía mediante la etiqueta energética; así podrás saber cuánto te costará en recursos mantener las condiciones de confort en su interior.

Etiqueta de calificación energética de la vivienda

 

Sabías que…

  1. El consumo de energía de una vivienda tiene un gran impacto en nuestra calidad de vida y en el presupuesto familiar. Por ello, a la hora de la compra es muy importante pedir información sobre la calidad energética de la vivienda, tanto de sus componentes estructurales como de los sistemas de climatización y producción de agua caliente, y tener en cuenta la calidad de las instalaciones en nuestra decisión de compra.
  2. Los equipos para aprovechamiento térmico de la energía solar constituyen un desarrollo tecnológico fiable y rentable para la producción de agua caliente sanitaria en el sector de las viviendas.
  3. Un buen diseño bioclimático puede conseguir ahorros de hasta el 70% para la climatización e iluminación de su hogar.
  4. Desde el año 2007 se generalizó en toda Europa, con carácter obligatorio, la certificación energética de los edificios, que proporciona información sobre la eficiencia energética de nuestra vivienda, en función de las características del aislamiento, acristalamientos, sistemas de calefacción, producción de agua caliente sanitaria y aire acondicionado.
  5. Igualmente, las calderas de biomasa son una opción muy interesante y competitiva, especialmente para la sustitución de calderas de carbón. Son también una opción que debe considerarse en las nuevas viviendas.
  6. Mediante un sistema de captación adecuado y una bomba de calor geotérmica, en invierno se puede usar el calor del interior de la tierra para la calefacción doméstica y la obtención de agua caliente. En verano, ese calor es extraído transfiriéndolo al subsuelo y refrigera el edificio.