LÁMPARAS Y LUMINARIAS

UN DATO

La luz es una de las necesidades más importantes de un hogar, y supone una quinta parte de nuestro consumo eléctrico total. La luz blanca es la más adecuada para el ojo humano, pero otros colores de luz generan otros ambientes más cálidos.

CARACTERÍSTICAS ENERGÉTICAS

Para conseguir una buena iluminación hay que analizar las necesidades de luz que tiene cada parte de la vivienda ya que no todos los espacios tienen las mismas, ni durante el mismo tiempo, ni con la misma intensidad.
En la etiqueta energética se expresa el consumo de energía ponderado en kWh por período de 1.000 horas.

Tipos de lámparas:
Bombillas incandescentes: su eficacia luminosa se encuentra entre 12 lm/W y los 20 lm/W. Está prohibida su fabricación en la Unión Europea desde el año 2016, excepto las reflectoras o las de aplicaciones especiales. Hay dos tipos:

• Lámparas incandescentes: las de mayor consumo eléctrico, más baratas y las de menor duración (1.000 horas). En iluminación, sólo utilizan un 5% de la energía eléctrica que consumen.

• Lámparas halógenas: tienen mayor duración y una calidad especial en su luz. Algunas de ellas necesitan transformadores.

Lámparas fluorescentes: su eficacia luminosa oscila entre los 40 lm/W y los 100 lm/W. Existen dos tipos:

• Tubos fluorescentes: su eficacia luminosa es mayor que en los incandescentes.
Son más caros que las bombillas pero consumen un 80% menos de electricidad que las incandescentes para la misma emisión luminosa y tienen una duración entre 8 y 10 veces superior.
Los tubos trifósforo o multifósforo proporcionan entre un 15% y un 20% más de iluminación que los estándar para un mismo consumo eléctrico.

• Lámpara de bajo consumo: son más caras que las bombillas convencionales pero se amortizan mucho antes de que termine su vida útil (entre 8.000 y 10.000 horas)
Duran 8 veces más que las bombillas convencionales y proporcionan la misma luz, consumiendo un 20% – 25% de la electricidad que necesitan las incandescentes. Su uso es muy recomendable.

Ledes: LED significa diodo emisor de luz, utilizados inicialmente para señalización luminosa; el LED para iluminación debe ser de luz blanca y tiene una eficiencia energética de unos 50 lm/W, mejor que la incandescencia, pero aún lejos de las lámparas de descarga, aunque se puede llegar a 150 lm/W.

Comparadas con las de bajo consumo, considerando calidad/precio, resultan más convenientes las de bajo consumo para el uso en el hogar.

SABÍAS QUE…

Utilizar colores claros en paredes y techos hace que se aproveche de mejor manera la iluminación natural, reduciendo la luz artificial.

CONSEJOS PRÁCTICOS

Analiza las necesidades de luz que tiene cada parte de la vivienda considerando las actividades que se pueden realizar. Lectura o estudio requieren luz blanca.
• Considera la idoneidad de dispositivos auxiliares para el control de la iluminación: detectores de presencia, temporizadores,…etc.
• No dejes luces encendidas en habitaciones donde no estés.

Etiqueta general de iluminacionEtiqueta de bombillas incandescentesEtiqueta de bombillas ledEtiqueta general de bombillas

 

Infografía iluminación

 

CUANDO LO TIRES…HAZLO BIEN

Recuerda que las lámparas no pueden tirarse como basura ordinaria; los fluorescentes y lámparas de bajo consumo contienen mercurio, altamente contaminante. Llévalos a un punto de recogidas especial o directamente a un punto limpio.